Imprimir
Categoría: Books - Articles - Spanish
Visto: 416
Feature on Home
Feature order
Watch
Watch Title
Watch Duration
Subtitle track
Listen
Listen Duration
Listen Title
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1
poster
Default Subtitle Language

quotes 2

Esta es la segunda de las tres partes en que se han dividido las citas del último libro de Prem Rawat: “Escúchate. Encuentra la paz en un mundo ruidoso”.

A lo largo de las 260 páginas, de su libro, considerado bestseller del New York Times, Prem Rawat cita hábilmente a distintos sabios, todos los cuales, a su modo único y personal, citan el tema del desafío/oportunidad con que se encuentran todos los seres humanos: cómo vivir la vida al máximo.

Se detallan a continuación algunas de dichas perlas de sabiduría para que reflexiones y las disfrutes.

NOTA. PremRawat.com quisiera saber cuál es tu favorita y por ello te invitamos a que hagas click sobre este enlace de Preguntas, selecciona « Comentarios para el editor » y apunta tu cita favorita. Gracias.

¿Preparado? Vamos allá.

«Conocerse a uno mismo es el principio de toda sabiduría». Aristóteles.

“Aunque viajemos por todo el mundo en busca de la belleza, debemos llevarla con nosotros o no la encontraremos”. Ralph Waldo Emerson.

«Si quieres la verdad, te diré la verdad: escucha el sonido secreto, el sonido real, que está en tu interior». Kabir.

“Los hombres emprenden vagas peregrinaciones y navegan por mares desconocidos, y tanto por tierra como por mar ponen a prueba ese descontento tan enemigo de lo presente. «Vayamos a la Campania». Luego, cuando se aburren del lujo dicen: «Visitemos las zonas incultas, recorramos los bosques de los Abruzos y de la Leucania». Y, sin embargo, en los parajes agrestes se busca algo ameno... En cuanto se termina un viaje se emprende otro y los espectáculos se cambian por otros espectáculos. Como dice Lucrecio: «El hombre siempre huye». Pero ¿con qué fin, si no puede escapar de sí mismo? Séneca.

«Conocer a los demás es señal de buena inteligencia
pero la verdadera sabiduría radica en conocerse a uno mismo». Lao Tse.

“Este cuerpo es el navío para cruzar el océano de la confusión.
El ir y venir de la respiración es mi bendición”. Tulsidas.

“Coged las rosas mientras podáis, el padre tiempo vuela;
y la misma flor que hoy admiráis
mañana estará seca”. Robert Herrick.

«Deseo que la gente sepa que los médicos son,
en última instancia, impotentes y no nos curan de la muerte.
Deseo que la gente sepa que pasarse la vida persiguiendo la riqueza es malgastar un tiempo precioso.
Y deseo que la gente sepa que todos venimos a este mundo con las manos vacías
y todos nos marchamos de la misma manera». Alejandro Magno.

«La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir,
sino cuando no hay nada más que quitar». Antoine de Saint Exupery.

«Si tienes que preocuparte, preocúpate de la verdad.
Si tienes que preocuparte, preocúpate de la alegría.
Si tienes que preocuparte, preocúpate de lo bueno de la vida». Kabir.

«La inteligencia no es sabiduría». Euripides.

«La sabiduría empieza con el asombro». Sócrates.

“Despertar la atención mental del letargo de la costumbre y dirigirla hacia la hermosura
y las maravillas del mundo que tenemos ante nosotros;
un tesoro inagotable, para el que, como resultado de la pátina de la familiaridad y de nuestras egoístas preocupaciones,
tenemos ojos, pero no vemos, oídos que no oyen y corazones que ni sienten ni comprenden”. Samuel Taylor Coleridge.

“La felicidad del hombre depende de sí mismo, y, sin embargo,
vemos que fundamenta su felicidad en el alma y las ideas de otros hombres.” Marco Aurelio.

«El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional». Anónimo.

«Quien es de naturaleza tranquila y feliz apenas notará la presión de la edad,
pero para el que tiene el temperamento contrario,
la juventud y la edad son una carga igualmente». Platón.

“La luna brilla en mi interior,
pero mis ojos ciegos no pueden verla.
La luna está en mí, al igual que el sol.
Como también el sonido del silencio,
en mi interior tocan todos los instrumentos en armonía,
pero mis oídos sordos no pueden oírlo.
Mientras el hombre reclame el yo y lo mío,
sus obras nada serán.
Cuando me libere del yo y lo mío,
se consumará la obra del Señor.
Si uno desea ser libre, adquiere Conocimiento.
Y alcanzado el auto-conocimiento, ganará esa verdadera libertad.
Cuando las flores desean tener fruto, florecen.
Cuando el fruto madura, la planta ya no necesita la flor.
Como el ciervo, que, aunque lleva el almizcle en su interior
no es ahí donde lo busca,
sino en la hierba”. Kabir.

“Ayer era inteligente, así que quería cambiar el mundo.
Hoy soy sabio, así que estoy cambiándome a mí mismo”. Rumi.

Prem presenta su libro.

Cómo “Escúchate” se convirtió en un best seller.

Comprar el libro.