Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
//tt-streamingendpoint-ttmediaservices01.streaming.mediaservices.windows.net/49f64117-a3b4-47a3-9a66-14a2e55878c3/200519_Countdown_60_SP_Video.ism/manifest(format=m3u8-aapl-v3)
Watch Title
Ver “Confinamiento” Día 60
Watch Duration
1144
Subtitle track
Listen
Listen Duration
Listen Title
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1

“Cuando digo a las personas: ‘Necesitas paz en tu vida’, no lo consideres un lujo; no hay otra opción. Sin ella, la estructura humana se derrumbará.” – Prem Rawat


Los videos diarios de “En Confinamiento” de Prem Rawat presentan sus charlas, y cómo el Programa de Educación para la Paz ayuda a las personas a descubrir la paz personal.  Mantente en contacto para informarte de los detalles sobre cómo reunirte virtualmente con Prem en un futuro próximo.

Frases en la ropa de los niños:

Exprésate

Que se acabe la violencia contra los niños

Soy la voz de los niños que tienen miedo de hablar

Fin de la violencia

Que termine la violencia contra las mujeres y los niños

Texto en pantalla:

16 DÍAS DE ACTIVISMO CONTRA LA VIOLENCIA

Individuo 1: [varón]

Para mí, la violencia es básicamente herir a alguien, ya sea física o emocionalmente.

Individuo 2: [mujer]

La violencia es cuando oprimes a alguien, no sólo física o emocionalmente sino psicológicamente y de otras maneras.

Texto en pantalla:

16 DÍAS DE ACTIVISMO ES UNA CAMPAÑA INTERNACIONAL DE CONCIENTIZACIÓN QUE TIENE LUGAR CADA AÑO DEL 25 DE NOVIEMBRE AL 10 DE DICIEMBRE

Prem Rawat:

Cuando yo les digo a las personas “necesitas paz”, no lo veas como un lujo, porque no hay otra opción. Sin paz el entramado social se desarma; la estructura humana misma se derrumba.

Texto en pantalla:

PREM RAWAT

FUNDADOR DE LA FUNDACIÓN PREM RAWAT Y DEL PROGRAMA DE EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Prem Rawat:

La paz no es un lujo, es una necesidad.

Texto en pantalla:

UNA DE CADA TRES MUJERES SUDAFRICANAS SERÁ VIOLADA EN SU VIDA

Lumka Ngxoli:

¿Podría explicar la importancia de la paz, especialmente durante el período de 16 Días de Activismo en Sudáfrica?

Texto en pantalla:

LUMKA NGXOLI

PERIODISTA

SUDÁFRICA

Prem Rawat:

Tenemos todas estas simbologías. Simbólicamente nos reunimos y decimos: “Bueno, en estos dieciséis días vamos a hablar de esto y vamos a hacer un esfuerzo.”

No, no. Este tipo de esfuerzos, ya se trata de violencia contra niños, contra mujeres, o violencia de unos contra otros, se trata de un esfuerzo continuo. Y requiere un esfuerzo continuo. No puede simplemente suceder durante un día, dieciséis, o treinta días, es un esfuerzo que tiene que suceder todo el tiempo.

Texto en pantalla:

EN 1948, LAS POLÍTICAS EXISTENTES DE SEGREGACIÓN RACIAL SE IMPUSIERON LEGALMENTE

Texto en pantalla:

Apartheid

BAJO UN SISTEMA LLAMADO APARTHEID, QUE SIGNIFICA “SEGREGACIÓN”

A PESAR DE LA FUERTE RESISTENCIA Y OPOSICIÓN AL APARTHEID, ESTAS LEYES SIGUERON VIGENTES DURANTE 50 AÑOS

En pantalla, titulares de un periódico:

4 MUERTOS, 11 HERIDOS

LA SUBLEVACIÓN DE SOWETO

Tumi Mahasha: [Presentador]

Esto no es solo la Iglesia Católica, sino también la iglesia del pueblo.

Cartel en pantalla:

TERMINAR CON EL APARTHEID

Texto en pantalla:

LA SUBLEVACIÓN DE SOWETO FUERON UNA SERIE DE PROTESTAS GUIADAS POR NIÑOS DE ESCUELA NEGROS, QUE SINTIERON QUE SE MERECÍAN LA ENSEÑANZA IGUALITARIA A LA DE LOS SUDAFRICANOS BLANCOS

EN 1976, ENTRE 10.000 Y 20.000 ESTUDIANTES NEGROS PROTESTARON EN EL ESTADIO ORLANDO. LA POLICÍA EMPEZÓ A DISPARAR DIRECTAMENTE A LOS NIÑOS

Inscripción en pantalla:

EN HONOR A LOS JÓVENES QUE DIERON SUS VIDAS EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA

Tumi Mahasha: [Presentador]

Regina Mundi tuvo un rol importante durante el régimen del apartheid. Los niños se reunían en esta iglesia, escondiéndose de la policía que les disparaba, gritándoles “váyanse de aquí.” En ese tiempo, ellos luchaban por su libertad.

Texto en pantalla:

VEINTE AÑOS DESPUÉS DEL APARTHEID, LOS DELITOS VIOLENTOS NO HAN DISMINUÍDO

Prem Rawat:

Abre tu corazón a ti mismo. Solo entonces podrás abrirlo a los demás.

Texto en pantalla:

PREM RAWAT HABLA EN LA IGLESIA REGINA MUNDI

Prem Rawat:

Cuando no te puedes amar a ti mismo, no puedes amar a otra persona. Tratamos de enseñarles a las personas que la violencia en el hogar no es buena, pero ¿a quién le hablas? Primero, las personas tienen que descubrir su propio amor, su propia valentía. Entonces y sólo entonces podrán ofrecer valentía y esperanza a los demás.

Father Bonkis: [en pantalla]

En primer lugar, quisiera agradecerle por haberme dado esta claridad.

Individuo: [mujer]

Tengo mucha esperanza por la transformación que usted ha traído a mi vida. Yo era una mujer que vivía llena de ira. Era agresiva, irascible. Y desde que me presentaron este programa mi vida ha empezado a cambiar.

Prem Rawat:

En nosotros está lo malo y está lo bueno. Y le corresponde no solo a los individuos sino a la sociedad promover al máximo lo bueno en todos, para que lo bueno prevalezca. Es la única manera.

¿Qué es el perdón? ¿Qué es perdonar? ¿Es perdonar aceptar el error de una persona? Piénsalo. Ustedes y la mayoría de las personas piensan que perdonar es aceptar el error de la persona y perdonarla por el error.

Eso no es perdonar. Perdonar tiene lugar el día en que te das cuenta de que ya no quieres que te siga afectando el error de esa persona. Perdonar no es liberar al autor del error sino liberarte a ti mismo del responsable del error.

Y esa es la razón por la cual las personas tienen tanta dificultad en perdonar. Porque para mí... la gente me pregunta: “Si alguien le hiciera eso a tu hija, a tu esposa o a tu hermana, ¿lo perdonarías?”. Y mi respuesta es: “No.”

Pero tengo que perdonarme a mí mismo. Porque quiero ser libre. No quiero que esta persona, que ya le ha causado daño a mi familia, continúe haciéndome daño a mí. Así que me libero a mí mismo de esa persona. Y eso es el perdón.

Lo que se necesita, no solo en Sudáfrica, sino en el mundo actual... Hace poco, cuando estuve en Japón, tuve una reunión con un profesor que se especializa en la paz, en la felicidad, en la superación personal. Cuando leyó uno de mis libros, quiso reunirse conmigo.

Así que fui, me senté con él y hablamos durante un buen rato. Lo pasamos muy bien. Y la conclusión de esa reunión fue que nosotros, como seres humanos, necesitamos cuatro cosas en nuestras vidas. Cuatro cosas. Primero, necesitamos esperanza. Si no tenemos esperanza, es inútil. Necesitamos esperanza.

Segundo, necesitamos gratitud. Necesitamos estar agradecidos. Necesitamos agradecer por estar vivos, por nuestros amigos, por las personas que amamos, por el sol, por la tierra, por el río, por el trigo. Necesitamos agradecer por las estaciones. Y por este aliento que recibimos todos los días ¡Es un regalo! Necesitamos gratitud.

¿Qué es la gratitud? Aceptar. Aceptar. Cuando aceptas algo, tienes gratitud. Cuando no aceptas, cuando no aceptas al sol, ni las aceptaciones, ni la vida, ni el aliento, no puedes sentir agradecimiento. Así que el agradecimiento es importante.

La autosuficiencia es importante. Si quieres ser una persona completa, feliz. ¿A qué me refiero con auto-suficiencia? A las personas les importan los demás; te importa lo que los demás piensen de ti, ¿verdad?

No es bueno. Te vuelve loco. Te vuelve completamente loco. “¿Qué piensa él de mí? ¿Qué piensa él de mí? ¿Y aquél? ¿Qué piensa de mí? ¿Le caigo bien? ¿Le gusto?”.

¿Qué piensas tú acerca de ti mismo? ¿Te caes bien? No, porque no te conoces. ¡Disculpa! Tú conoces a todos los demás. Te pones el vestido verde porque sabes que a tu tía le encanta el color verde. Pero, ¿qué color te encanta a ti? ¿Lo sabes?

Lo más importante es tener paz en tu vida. ¿Qué es la paz? ¿Qué es la paz? ¿Es algo creado o ya existe?

Si tenemos que crear la paz –y esto es lo que todo el mundo piensa que tiene que suceder: “Tenemos que crear la paz.” No. Así es como funciona amigos míos: primero, encuentra la paz en ti. Y como has encontrado la paz en ti, haces las paces contigo mismo. Luego haces las paces con el mundo. Y así obtienes la paz mundial. Pero empieza contigo. Empieza contigo.

Y lo que hemos perdido es nuestra civilidad. Ahora, todos los peces pequeños quieren ser como el pez grande. Y es lo único que les importa: “Quiero ser un pez grande. Quiero ser un pez grande.” Y cuando no pueden serlo, aunque sea por un instante, están dispuestos a tomar una pistola, un cuchillo, para que en esos pocos minutos puedan convertirse en un pez grande, puedan conseguir lo que quieren. Esto es la erosión de la civilización.

Si quieres civismo, ser civilizado, entonces debes decidir que no quieres jugar al juego de seguir la regla de la selva. Jamás. Y esta es una decisión que cada ser humano sobre la faz de la tierra debe tomar. Donde se preservarán las civilizaciones y también la regla civilizada.

Entonces podemos empezar a enfocarnos en la esperanza. Entonces podemos empezar a enfocarnos en el agradecimiento. Entonces podemos empezar a enfocarnos en la auto-suficiencia. Entonces podemos empezar a enfocarnos en conocernos a nosotros mismos. Y cuando esto se manifieste sentirás paz en tu propio corazón. Esto trata de la esperanza. Esto trata de la esperanza.

¿Saben todos que en un tiempo de sus vidas fallaron muchas veces pero no aceptaron el fracaso? ¿Sabes cuándo ocurrió esto? Cuando aprendías a caminar. Cuando aprendías a caminar tus piernas no eran suficientemente fuertes. Tus músculos aún no lo eran. Te parabas, te tambaleabas y ¡pum! Te caías. ¿Aceptaste el fracaso?

Fallaste, pero no aceptaste el fracaso. No necesitaste un orador motivacional, ¿verdad? No te fuiste a leer libros ni trepaste a un monasterio. No. ¿Qué hiciste? Lo volviste a intentar.

Y cuando lo intentaste, fallaste. Y cuando fallaste, aún no aceptaste el fracaso. Y continuaste. Y continuaste solo porque no aceptabas el fracaso. Seguías fallando, pero no aceptabas el fracaso.

Y un día te levantaste, ¡y caminaste! Y cuando caminaste, ¿qué lograste? ¿Caminar? No, te abriste las puertas al mundo entero. Ahora podrías ir adonde quisieras.

Así es como tienes que ser hoy en día. Falla, pero no aceptes el fracaso. Vuélvete a levantar y da otro paso. Tu madre no te podía dar un discurso: “Tienes que levantarte, da otro paso; no, está bien, sabes que todos nos caemos.” Tú no entendías eso. Simplemente lo hacías.

He visto a tantos jóvenes perder la esperanza. ¿No se acuerdan de cuando aprendían a caminar? Tenían un objetivo. Tenían un poder. Tenían un sentimiento, y tenían la sabiduría de todos los sabios y eruditos de este universo: “Falla, pero no aceptes el fracaso.”

Y esa estrategia de “está bien fallar, pero no está bien aceptar el fracaso” tuvo éxito, porque pudiste caminar. Solo por esa razón.

Las personas no deberían aceptar el fracaso en su vida. Tienes tanta esperanza, no ahí afuera sino aquí dentro. Tu corazón está lleno de esperanza. Ábrelo, ábrelo. Abre tu corazón a ti mismo. Solo entonces podrás abrirlo a los demás.