Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
//tt-streamingendpoint-ttmediaservices01.streaming.mediaservices.windows.net/21d22c4e-cc8a-4246-9d60-2b856b91eb64/200517_Countdown_58_SP_Video.ism/manifest(format=m3u8-aapl-v3)
Watch Title
Ver “Confinamiento” Día 58
Watch Duration
740
Subtitle track
Listen
Listen Duration
Listen Title
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1

“No es necesario que detengas tu mente. ¡Sino que se presente tu corazón y equilibre tu vida!” – Prem Rawat


Los videos diarios de “En Confinamiento” de Prem Rawat presentan sus charlas, y cómo el Programa de Educación para la Paz ayuda a las personas a descubrir la paz personal.  Mantente en contacto para informarte de los detalles sobre cómo reunirte virtualmente con Prem en un futuro próximo.

Encontrar el equilibrio

Evento con el autor del libro “Escúchate”

Madrid, España

Prem Rawat:

Sé que tienes problemas, dificultades, desafíos, y a veces estos desafíos y dificultades te debilitan.

Siempre recuerdo que cuando nos enfrentamos con una montaña enorme la miramos, miramos su tamaño real, miramos su altura y nos quedamos paralizados: “¿Qué va a suceder? ¿Cómo voy a sobrevivir a esto? ¿Cómo voy a poder hacer frente a los desafíos que tengo?”, cualesquiera que sean.

Y en ese instante quiero que recuerdes que en ningún momento el desafío es escalar la montaña. Ese no es el objetivo, el objetivo es llegar al otro lado de la montaña. Y para hacerlo, no tienes que atravesarla ni subirla. Puedes rodear la montaña.

Porque a fin de cuentas la historia es muy simple aunque a veces parezca complicada. Tú, como ser humano, tienes que entender lo que significa cada día.  Sé que no suena bien: "¿Cada día?".

Bueno, espera para ver lo que realmente voy a decir. Voy mucho más allá de cada día, hablo de cada momento. Porque cada momento que estás vivo, que existes, implica la posibilidad más asombrosa, el suceso más impresionante, la cosa más grandiosa que está ocurriendo.

Qué maravilla, vaya viaje haber atravesado un muro y estar aquí. Y luego continúa y continúa cada día, cada momento...

¿Quieres extender tu vida? ¿Quieres vivir más? Hay una manera de hacerlo. Divide tu vida en tantos pedacitos llamados "momentos" como puedas. Recíbela cada momento, va a parecer mucho más larga. ¡Así es! Porque has estado disfrutando cada momento.

Entender en tu vida que el regalo del aliento no tiene igual. Y que también se te ha dado la sabiduría para disfrutarlo. Como dije antes, te miras en un espejo, pero aprende a mirarte en ese otro espejo que también está allí. Y en ese otro espejo verás quién realmente eres, mucho más.

No te falta sabiduría. Tienes una sabiduría increíble en tu interior. No te falta sed. Tienes una increíble sed en tu interior. No te falta valentía. Hay una increíble valentía en tu interior.

¿Por qué uso la palabra valentía? ¿Qué tiene que ver la valentía con todo lo demás? Bueno, para aceptar la sabiduría hay que tener valentía, requiere valentía. ¡Amar requiere valentía! Entender requiere valentía. Para ser bondadoso hay que tener valentía. Ser libre requiere valentía. Elegir la paz requiere valentía.

Nada de esto es para los débiles, no, no y no. Esto requiere un ser humano real, ese superhumano que eres. Eso es lo que requiere. Es una realidad. Tu realidad no es el dolor, la tristeza y el sufrimiento. Pero en el otro lado de la moneda de ese dolor, de esa tristeza y de ese sufrimiento está la alegría, la claridad, la sabiduría haciéndote señas, llamándote.

¡Por eso tienes un corazón! "¿De qué corazón hablas?". Oh, conoces esa cosita que te dice "sí, sé bondadoso", que te dice "te quiero", que te dice "todo va a estar bien", que te dice "no te preocupes”… a eso se le llama corazón, y lo tienes.

Lo único que tienes que hacer... No digo que pares la mente. No estoy diciendo eso. Aunque eso estaría bien, pero no lo puedes hacer.

Solía ​​decir eso cuando tenía diez, once años. La gente se me acercaba todas las mañanas (de hecho tenía trece años cuando llegue a Inglaterra) y cada mañana teníamos una sesión, yo me sentaba, las personas se sentaban y hacían preguntas todos los días.

Y las preguntas eran como: "No puedo parar mi mente". ¿Entonces por qué lo intentas? No es necesario que pares tu mente. ¡Es necesario que tu corazón salga y equilibre tu vida! Si tu vida no parece equilibrada es porque es todo mente sin corazón.

¿Y qué hace la mente? “Lo arruinaste. Eso no lo hiciste bien. Podrías haberlo hecho mejor. Estas acabado, no vas a tener éxito. Oh, nunca lo lograrás. Eres un inútil y además nunca harás nada bien”. Ya se puso en marcha la grabación.

¿Qué crees que es esa cosa? Estas ahí para una prueba, ¿verdad? Estás por hacer la prueba y estás nervioso. ¿Por qué estás nervioso? Porque algo ya te ha vendido la idea del fracaso. "Fracaso. Fracaso." Y tú lo has comprado, lo has aceptado.

¿Cuándo fue la última vez que te permitiste a ti mismo adaptarte a la luz de tu interior para poder ver la valentía, para poder ver la claridad, para poder ver la comprensión, para poder ver la sabiduría que tienes en ti?

Pero nos aburrimos, porque no tenemos la paciencia para dejar que estos ojos se adapten a la vista interior. Si pudieras tener este poquito de paciencia, con tan solo un poquito de paciencia, serás el rey de tu universo durante el resto de tu vida.

Eso es lo único que se necesita. Entonces la alegría será tuya, la comprensión será tuya y la gratitud será tuya. Sentir agradecimiento todos los días, cada día. Cada momento será tuyo. "Gracias. Gracias por esta vida, gracias por esta existencia, gracias por el aliento, gracias por la alegría, gracias por la claridad, gracias por todo lo bueno en tu vida”.