Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
Watch Title
Watch Duration
Subtitle track
Listen
//tt-streamingendpoint-ttmediaservices01.streaming.mediaservices.windows.net/bba3f422-9f61-440a-bad4-991fdf22718f/051320_Countdown_Day54_SP_Audio.ism/manifest(format=m3u8-aapl-v3)
Listen Duration
967
Listen Title
“Confinamiento” Día 54
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1

“La oscuridad nunca está lejos de la luz; la luz nunca está lejos de la oscuridad. La alegría nunca está lejos de la tristeza y la tristeza nunca está lejos de la alegría. Viajan juntas.” – Prem Rawat


Los videos diarios de “En Confinamiento” de Prem Rawat presentan sus charlas, y cómo el Programa de Educación para la Paz ayuda a las personas a descubrir la paz personal.  Mantente en contacto para informarte de los detalles sobre cómo reunirte virtualmente con Prem en un futuro próximo.

Liberar la esperanza

Prem responde preguntas en Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Graeme Richards

Anfitrión

MC:

Tú hablas de ser atractivo, y nosotros generamos esta energía que es atractiva para otras personas, pero tiene que comenzar dentro de uno mismo.

Esta próxima pregunta, creo, mientras discutíamos cuál elegir entre la enorme cantidad que había, creo que nos tocó a todos en el backstage, y creo que les tocará a todos. Espero que la persona que lo escribió realmente se ilumine ahora y tome nota de la respuesta.

Y la pregunta es: "¿Cómo puedes amarte cuando empiezas a creer que eres feo y un fracaso?"

Prem Rawat:

Bueno, afortunadamente no es un hecho, es solo tu creencia. Las creencias pueden cambiar. Entonces realmente puedes creer lo que quieras, pero ¿cuál es la realidad? La realidad es que la oscuridad nunca está lejos de la luz.

La última vez que pulsaste un interruptor y se prendió la luz en un cuarto oscuro, ¿cuánto tiempo tomó para que desapareciera la oscuridad? Encendiste la bombilla,¿ y fue como un desagüe o como la cisterna de un inodoro descargando…? ¡No! Fue “bum”.

La oscuridad nunca está lejos de la luz, la luz nunca está lejos de la oscuridad. La alegría nunca está lejos de la tristeza y la tristeza nunca está lejos de la alegría. Cabalgan juntas.

 

Cuando vas a un baño y cierras la puerta por privacidad, ¿crees que es privado? No. Tu ira, tu miedo, tu duda han venido contigo. Aunque reserves solo un asiento para ti en un autobús o un avión, tu ira, tu miedo, tu duda, siempre están ahí, ¡siempre, siempre!

Pero también está la bondad, la comprensión, también está la gratitud. Estas cosas también están ahí porque son el otro lado de la moneda. Debes saber que si solo has experimentado tu fealdad, entonces no has volteado la moneda. Necesitas lanzar la moneda, porque la otra cara de esa moneda es increíblemente bella.

 

¿Y cuál es la belleza? ¿Qué es? ¿Alguien que tiene formas simétricas? ¿Una estrella de cine? ¿Qué es la belleza? La realidad es que muchas estrellas de cine que son magníficas a veces pasan horas mirándose en el espejo y diciendo: “Ay Dios mío, ¿lo soy? ¿lo soy?”

Tú eres el espectador. Si sientes en ti y ves, sigo volviendo a esto, y esta es una gran pregunta porque me da más argumentos para mi libro. ¡Por eso necesitas conocerte a ti mismo!

Sócrates dijo "Conócete a ti mismo". Necesitas conocerte a ti mismo. ¿Por qué? Porque es entonces cuando podrás experimentar la verdadera belleza que eres. Es por eso que necesitas conocerte a ti mismo.

 

Hay mil millones de razones, creo, 7.5 mil millones de razones en la faz de esta tierra de por qué deberías conocerte a ti mismo. Porque si cada uno lo hiciera creo que tendríamos una situación

muy diferente en este mundo, si la belleza que concibes en tu mente es una belleza que es diferente de lo que realmente eres. Y tienes esa belleza.

Cualquier cosa que otras personas te digan, tú eres peor que ellos. Porque constantemente te sientas allí y te dices a ti mismo: "No soy hermoso, no soy hermoso, no lo soy…"

Esta belleza un día se irá. Y las mismas personas que vienen y te besan, ese día dirán: “Uy, de ninguna manera”. Entonces, no está aquí, esta no es la parte “bella”. La parte bella está aquí, en tu corazón, en ti mismo.

MC:

Creo que una gran parte de ese viaje hacia uno mismo que es llegar al punto de ver la belleza dentro de ti, una parte de eso tiene que ver con perdonarte a ti mismo.

 

Y una de las preguntas dice: "Si para empezar ya es bastante difícil el perdón, perdonar a otra persona es muy difícil, volcarlo hacia la persona que mejor conoces, hacia la persona que probablemente más juzgues, ¿cómo te perdonas a ti mismo?”

Prem Rawat:

Bueno, esa es una pregunta maravillosa, porque eso es muy importante, poder perdonarte a ti mismo. Y ni siquiera traigamos a ti o a otra persona a la situación. Hablemos del perdón, de lo que es el perdón.

Mucha gente piensa que “perdonar es otorgar licencia a la mediocridad, otorgar licencia al error de alguien". Eso no es el perdón. Perdonar es cortar la relación con esa acción que te está abatiendo.

Digamos que alguien te hizo algo terrible. Y eso sucedió hace mucho tiempo, pero esa persona todavía te tiene agarrado. Todavía te tiene agarrado. Porque cada día que te despiertas, tal vez en un momento solitario, maldices a esa persona, piensas en esa persona, esa persona todavía está conectada a ti.

Perdonar es decir: "Se acabó. No tendrás control sobre mí. Quiero mi vida de vuelta. Quiero recuperar mi vida y ya no te autorizo a perseguirme.” Eso es el perdón. Eso es el perdón. El perdón es muy poderoso. Es realmente decir: "¡No! Tengo mi vida. Muchas gracias." Recuperar. Es recuperar. Porque si no lo haces te sigue teniendo agarrado.

Lo que te hacen esas zarpas, esas garras que se han clavado en ti, es que te causan ira, te provocan miedo, hacen que te cierres, que dejes de avanzar, que dejes de sentir apreciación…

Y no puedes permitirte ser una víctima, porque si lo hicieras, respecto a algunas cosas, nunca podrás decir: "Oh, sí, estoy bien con eso". Pero depende de ti que permitas que las garras de esa persona y que el hecho aún te tenga agarrado. Porque si no lo haces, entonces usa la espada del perdón y libérate. Sigue adelante.

Yo entiendo que a veces estas historias son más fáciles de decir que de realmente aplicarlas a tu vida. Pero al menos, si comienzas a cortar…

Quizás la cuerda es tan gruesa que no podrás cortarla en un día. Pero al menos, si comienzas a cortarla comienzas a comprender la dinámica de que tienes el poder de cortar esa cuerda, que esto es lo que significa el perdón, que finalmente un día debilitarás esa cuerda. Que sí, se cortará. Pero necesitas comenzar. Tienes que empezar a entenderlo.

Porque aquello que más practiques es en lo que serás bueno. Practica, practica ser tú mismo. Pero, ahí surge un problema y es que si no sabes quién eres, ¿cómo vas a practicar ser tú mismo?

Así que volvemos al punto uno… (si, volvemos a las risas…) Si, conócete a ti mismo.

MC:

 

Me alegra mucho que hayas apuntado ahí, dijiste un par de palabras… la palabra "víctima" surgió muchas veces, en tantas preguntas: "¿y cómo superamos el sentirnos víctimas?", que es en gran medida el contexto en Sudáfrica. Y como has explicado, creo que es una energía compartida en todo el mundo.

Prem Rawat:

 

Alguien tiene que continuar intentándolo.  Y en el caso de los ciudadanos de este país...  ante una situación extrema, total y absolutamente cruel y horrible... lo bueno ha de seguir intentándolo.  En eso consiste la victoria.

Hay dos tipos de victoria. En una victoria, para que tú ganes alguien tiene que perder. Pero cuando la victoria es sobre ti mismo y ganas, nadie tiene que perder. Nadie pierde.

Así que: sí. Ante todas estas cosas horribles hay esperanza. Y si nosotros, los seres humanos, podemos caer tan bajo como para hacer cosas como esas, también podemos elevarnos hacia lo alto para poder cambiarlas y no permitir que esas cosas sucedan.

Así que a fin de cuentas depende de nosotros. Siempre va a ser así. A final de cuentas se reduce al papel que juguemos en ello, porque es así. Y esperamos…

¿Cuántos…?  No debería hacer esta pregunta, porque ya conozco la respuesta. Pero sinceramente –ya que mi plataforma es la humanidad– les pido que se hagan con sinceridad esta pregunta: ¿cuántos de ustedes están esperando que cambien los demás? Y esa es la enfermedad más extendida en el mundo. Todo el mundo está esperando que los demás cambien. No, tú tienes que cambiar más allá de que los demás cambien o no. Y entonces verás que los cambios son buenos.

Ha llegado el momento de aceptar nuestra responsabilidad. ¡Encuentra la paz en tu vida, conócete a ti mismo! ¡Este es el momento! ¿Quieres que estas cosas se acaben? Pueden acabarse. Esas cosas no las causa Dios. No se trata de: “¡Ah, sí, era su karma! Explicaciones tontas. Lo dice alguien de cincuenta años.

¿Cuántos aquí están en desacuerdo con eso? Que hay alguien más allá arriba que controla el destino, que eres solo una marioneta… Porque esto es lo que nos enseñan, no es algo que sabíamos, nos lo enseñaron. Porque da una explicación a todas las cosas desafortunadas: "Oh, sí, Dios trabaja de maneras misteriosas". Decimos: "Dios trabaja de maneras misteriosas". Y yo digo: ¿eso es todo? ¿Esa es tu explicación? "¿Es misterioso?"¿Por qué Dios es misterioso?

Solo hay una forma de eliminar la oscuridad. No puedes conseguir un cubo vacío para quitar la oscuridad. Un balde vacío para llenarlo de oscuridad y tirarlo por la ventana no funcionará, lo siento. Solo hay una forma de quitar la oscuridad y es traer la luz.

¿Que si veo esperanza? Sí, veo esperanza. Y vi esperanza cuando fui a esa escuela. Eran niños pequeños, muy lindos, niños pequeños. Vi esperanza en ellos. Y tú también tienes que encontrarla. Necesitas encontrar el fin de la incertidumbre, el final de ese miedo, para que puedas encontrar el final de la ira.

MC:

Me has ayudado a liberar la esperanza esta noche. Puedo sentir que a esta audiencia hoy le has ayudado a despertar la esperanza. Y espero que hayas recibido nuestro amor también. ¡Qué placer y privilegio absolutos!

Prem Rawat:

 

Gracias

MC:

Muchísimas gracias.