Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
//tt-streamingendpoint-ttmediaservices01.streaming.mediaservices.windows.net/0dfaaa9f-7169-47fd-a59f-6458dc8aeae4/200504_Lockdown_45_SP_Video.ism/manifest(format=m3u8-aapl-v3)
Watch Title
Ver “Confinamiento” Día 45
Watch Duration
1268
Subtitle track
Listen
Listen Duration
Listen Title
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1

“La paz no es la ausencia de guerra; es la ausencia de la guerra en nuestro interior”. – Prem Rawat


Prem Rawat se está preparando para presentar su Programa de Educación para la Paz (PEP), un curso cuyo objetivo es el autodescubrimiento de nuestros recursos internos.  Durante esta preparación, presentaremos diariamente, en la serie “En Confinamiento” historias de participantes del PEP en diferentes partes del mundo.
Se puede encontrar más información sobre el Programa de Educación para la Paz en TPRF.org.

SRI LANKA

MANOHARAN RAMANATHAN

Facilitador del PEP en Sri Lanka

Manoharan Ramathan:

El gobierno de Sri Lanka nos ha ofrecido llevar a cabo este curso de Educación para la Paz para los ex-combatientes. Están interesados en que se haga la parte de reconciliación a nivel nacional y cuentan con el apoyo de las Naciones Unidas.

SELVANAYAKI SEBASTIAMPILLAL

Ex-Combatiente – Sri Lanka

Selvanayaki Sebastiampillal: [mujer, traducido]

Esto es muy esencial para nuestras vidas. Me he dado cuenta de que no es necesario buscar la paz aquí y allá. Que la paz ya está en mi interior y que existe una manera de poder sentir esa paz.

Manoharan Ramathan:

También estábamos teniendo estos eventos en la Universidad de Jaffna. En un principio los estudiantes de la Universidad de Jaffna estaban escépticos acerca del evento. Pensaban que la paz era un tema aburrido. Pero una vez que hicieron el curso completo empezaron a hablar a otros estudiantes acerca de este curso sobre la paz. En la segunda tanda, 285 estudiantes completaron las 10 clases del Programa de Educación para la Paz.

 
SAPNA BANUN

Estudiante de la Universidad de Jaffna

Sapna Banun:

Debemos buscar las respuestas en nuestro interior y no afuera. Solo entonces podremos tener éxito. Si entendemos esto adecuadamente, podremos encontrar fácilmente la paz y la confianza en nosotras mismas.

Entrevista en NEWS First

COLOMBO, SRI LANKA

Entrevistadora:

Buenas tardes y bienvenidos. Nuestro invitado de hoy es un señor que se ha dirigido a 5 millones de personas en más 50 países. Estoy encantada de presentar al Señor Prem Rawat, el Embajador Global de Paz. Buenas tardes y bienvenido a Sri Lanka.

Prem Rawat:

Gracia por haberme invitado. Es un placer estar aquí.

Entrevistadora:


Sr. Rawat, para nuestros televidentes de Sri Lanka: ¿Podría hablarnos un poco sobre este título de “Embajador de Paz Global”? Ya que la paz es algo esencial, especialmente en el contexto mundial actual.

Prem Rawat:

Bueno. Muchas personas me llaman “Embajador de la Paz”, yo digo que todas las personas son Embajadores de la Paz. Porque en este mundo, en estas circunstancias actuales, la paz es sumamente importante. La paz siempre ha sido importante, pero la necesidad de paz está siendo cada vez más reconocida por las personas en todo el mundo.

Porque la gente no quiere estar desesperada. No quiere estar en situaciones donde están constantemente preocupados por lo que va a pasar mañana. Quieren sentirse plenos, quieren progresar, tener éxito. Y la paz es algo que está en su interior.

Por eso, en lo que a mí respecta, la paz no es una utopía sino algo muy práctico, algo muy real para cada ser humano sobre la faz de la tierra. Primero, tenemos que entender que la paz es posible, y segundo, que la paz está en nuestro interior, no tenemos que pulsar botones para crearla.

La paz no es la ausencia de guerra, pero sí que es la ausencia de guerra dentro de nosotros. La paz no es el fin del conflicto externo, sino el fin del conflicto interno. Porque mientras tengamos el conflicto en nuestro interior no va a importar, tarde o temprano ese conflicto se manifestará externamente.

Entonces, eso es lo que la paz significa para mí. Con respecto a ser un embajador, todo el mundo lo es. Porque todos llevan la paz en su interior.

Entrevistadora:

Por todo el mundo, especialmente en Occidente, estamos viendo como se está reavivando de nuevo la xenofobia, el racismo, el odio. ¿Cómo podemos asegurarnos de que la paz prevalezca por encima de toda esta negatividad y toxicidad?


Prem Rawat:

Si tienes un agujero en el bote y lo quieres tapar, ¿no es importante saber dónde se encuentra el agujero?

Entendamos de donde viene todo esto. ¿Viene del cielo? ¿Viene de un árbol? ¿Viene de una rana en particular, o de un cangrejo? ¿O proviene del interior de las personas por la falta de entendimiento de quiénes somos?

Somos todos seres humanos. Somos todos iguales.

En mi perspectiva, todos tenemos una cierta inclinación, la tontería de pensar: “Yo quiero sentir que soy importante. Y si puedo sentirme importante eso es bueno”.

Y se aplica hasta cuando estás estacionando tu automóvil. Si llegas un segundo antes que la otra persona y puedes estacionan tu automóvil, eso te hace sentir bien. Si estás en la cola esperando para comprar una entrada para el cine y de pronto te permiten que te adelantes hasta el principio de la cola, eso te hace sentir bien: “¡Qué bien! ¡Genial!”.

Cuando una persona se siente inferior va a querer sentirse superior. Y esta es la raíz del racismo: “Quiero sentirme mejor que estas personas. Quiero sentirme mejor que esta persona...” Este es el origen del acoso. El origen de las pandillas. Una pandilla quiere ser mejor que la otra. Pasa en todas partes. No tiene límite.

Pero el problema es que todos somos el número uno. Y la tragedia es que no lo sabemos. Somos todos el número uno. Hay algo muy especial en nosotros y no lo comprendemos.

Entrevistadora:

¿Cómo puede uno conectarse con este potencial? Porque por todo el mundo se ve racismo, acoso, negatividad. Hay tanta negatividad a nuestro alrededor. Y tan poca atención psicosocial, por ejemplo. Lo vemos en las escuelas, en las universidades, en el lugar de trabajo y hasta en los parlamentos. Por todo el mundo [PR: Sí]

En su opinión: ¿Cómo puede una persona aprovechar al máximo su potencial?


Prem Rawat:

Es muy sencillo. Tenemos que retroceder mucho tiempo atrás, a la época de Sócrates. Él dijo algo muy hermoso y simple, muy profundo: “Conócete a ti mismo.” Todo esto que está sucediendo, todo lo negativo que sucede es porque realmente no sabemos quiénes somos.

¿Qué significa ser un ser humano? No lo sabemos. Creemos que somos un robot. Tenemos que levantarnos por la mañana y hacer esto, esto, esto y esto. Y juzgamos nuestro día por el número de éxitos y juzgamos la carga que llevamos sobre nuestros hombros en referencia a lo que no hemos logrado. Y nos sentimos presionados: “Todavía me queda por hacer esto y aquello...” Nos vamos a dormir por la noche y, ¿con qué soñamos? Con las cosas horribles que aún nos quedan por hacer, todas nuestras responsabilidades. Eso no es ser un ser humano.

Un ser humano es alguien que lleva en su interior no la oscuridad, sino la luz. Que lleva en su interior, no la falta de compasión, sino la compasión. Que lleva en su interior alegría, claridad, no duda. Pero, de alguna manera, cuando no comprendemos quiénes somos esto es lo que ocurre.

Un fotógrafo en África hizo un experimento. Puso un espejo grande de acero inoxidable en la jungla. Y apareció este gorila, que al verse, no sabía que era él. Así que pensó que era su enemigo. Empezó a golpearse el pecho, a poner cara de malo y a gritarle: “Vete, vete, este es mi territorio...” No entendía que era él mismo. Los chimpancés hacían lo mismo, pero, tarde o temprano, el chimpancé entiende que se trata de él mismo.

Ese es el truco. Cuando no sabes quién eres, te conviertes en tu propio enemigo. Porque ese gorila se estaba convirtiendo en su propio enemigo. Se pensó que era el enemigo, pero era él mismo.

Nosotros nos convertimos en nuestro propio enemigo. No nos llevamos bien unos con otros. No entendemos quién es el otro. “Eres igual que yo, tú eres capaz de sufrir el dolor, yo también”. Pero lo más importante es que tú eres capaz de experimentar alegría y yo también. Y que la alegría no proviene de lo externo, sino de tu interior.

Estos son las comprensiones sutiles. Cuando empezamos a ver que no tenemos que apoyarnos en otros, que podemos depender de nosotros mismos, empezamos a entender lo que dijo Sócrates cuando dijo: “Conócete a ti mismo.” Tú eres el tesoro.

Tú quieres riqueza, quieres riqueza, pero, ¿dónde se encuentra tu riqueza? ¿Enterrada en una cueva o en tu interior?

Entrevistadora:

¿Cómo podemos asesorarnos sobre este tema? Porque las personas están muy ocupadas en su vida diaria. Lo vemos en todo el mundo: las personas no tienen tiempo para sí mismas, Sr. Rawat.


Prem Rawat:

Eso lo sé. Lo sé. Queremos té y apretamos un botón en la tetera. Queremos hacer algo, pulsamos un botón. Queremos darnos una ducha, giramos la perilla. Y esto es lo que piensa la gente: “Dime la manera rápida de pulsar un botón para sentir paz. No hay botón para la paz, porque ya se encuentra en tu interior.

La pregunta es ¿cómo buscas algo que ya tienes? No puedes usar tus manos, no puedes decir: “¿Dónde está? ¿Dónde está?” ¿Cómo buscas algo que ya tienes?

Tienes ojos y puedes ver. Puedes ver los ojos de las personas, su cara, sus ojos. Pero, ¿sabes que tus ojos no pueden ver tus propios ojos?; ¿qué tus ojos no pueden ver tu rostro? Puedes ver el rostro de los demás pero no el tuyo.

No podrás hasta que tengas un espejo delante. Para verte a ti mismo necesitas un espejo. Para ver a los demás no necesitas un espejo.

Así que, ¿cómo buscas algo que ya tienes? No se trata de una búsqueda. Prepárate para presenciar; hay una gran diferencia. Prepárate para presenciar quién eres. Cuando mires en el espejo, no te sorprendas con lo que vas a ver, porque eres tú. De la misma manera, estamos en la modalidad de: primero, “la paz no se encuentra en nuestro interior, la encontraremos en otra parte”. Así que eso es lo que hacemos: vamos a diferentes países, a los lugares sagrados, a tal templo y a tal otro... “ahí está la paz” Pero la paz se encuentra en nuestro interior.

Entonces, ¿puedes aceptar que la paz está en tu interior? No es tan fácil ¿Por qué no empezar con que “sí, la paz está en mi interior”. Entender eso es el primer paso.

“No necesito buscar. Ya está aquí”. Es el primer paso, el paso inicial para llegar a la paz.

Entrevistadora:

Vemos a tantas personas ricas, que han alcanzado el éxito. Sin embargo son muy infelices. Y este fenómeno no se limita a un lugar geográfico en particular. Tantas personas de éxito son muy infelices ¿Cuál es la causa de esto?

Prem Rawat:

Porque se les ha entregado una fórmula: “Gana mucho dinero y serás feliz”. Bueno, ganaron mucho dinero y aún no son felices. Pero nadie se está fijando en el historial. Nadie se pone a pensar jamás: “¿Qué está funcionando para mí y qué no?” Nadie lo hace: “¿Funciona esto?” No, las personas siguen adelante; siguen y siguen.

Ayer llegué al aeropuerto, luego iba conduciendo y vi a todo el mundo corriendo, tratando de alcanzar el autobús para ir a casa. Iban corriendo detrás del autobús. Y esto lo hacen los lunes, los martes y los miércoles.

Y conocen su rutina. Saben que esto es lo que tienen que hacer. “Esto es lo que está sucediendo”. Pero nadie dice: “¿en esto consiste mi vida?”

Y cuando te lo preguntas, la respuesta es muy simple: ocúpate de tus responsabilidades, pero no como que esto va a ser la fuente de tu felicidad. La fuente de tu felicidad la tienes que encontrar en tu interior.

Tienes que ocuparte de tus responsabilidades para tener un techo, para tener refugio durante la lluvia o cuando haga frío y tener para comer. Entonces está bien. Pero tienes que comprender cuál es la principal motivación.

¿Qué te motiva? Acabo de estar en Malasia y le pregunté a las personas: “Todos han venido aquí porque quieren ser felices. Les pregunto: “¿Por qué? ¿Por qué quieres ser feliz? ¿Te has preguntado alguna vez por qué quieres ser feliz? ¿Por qué quieres sentirte pleno? ¿Por qué? ¿Qué tiene la felicidad de extraordinario para que te guste?”.

No digo que no deberías, pero solo te pregunto: “¿Alguna vez te preguntaste por qué quieres ser feliz? Claro que sabes por qué no quieres estar triste: porque eso te hace sentir horrible. Así que si la felicidad te hace sentir bien, ¿qué estás haciendo en tu vida para conseguirla?

Te fijas en un cangrejo, y él va por ahí sin GPS, sin tecnología. Pero tiene la suficiente tecnología para comer si lo necesita. Un cangrejito sabe esto. Y nosotros, ¿por qué lo hemos olvidado?

El cangrejo sabe que no necesita ponerse un reloj caro y todo eso. No estoy diciendo que no te pongas un reloj caro o que no tengas un coche de lujo ni una casa muy costosa. Pero no consideres estas cosas como la fuente de tu felicidad. La fuente de la felicidad está en tu interior.

Entrevistadora:

Hablando de la paz y de su capacidad de desarrollo en un individuo. Usted ha dicho que conocerse a uno mismo es a lo que todos tenemos que volver. Sin embargo, parece que la paz, hoy en día, es todavía un concepto teórico. Y parece que hay demasiadas implicaciones complejas para ponerla en práctica de manera eficaz. Así que, ¿cómo piensa que sería la metodología para que los países puedan ir de la teoría a la práctica? Me refiero a cuál sería el método.


Prem Rawat:

Bueno, tenemos que comenzar primero comprendiendo qué es la paz. Porque en mis viajes he comprendido que la mayoría de las personas no tienen idea de qué es la paz. Para la mayoría de las personas, la paz es una utopía. Es un mundo. Sin embargo, no entienden cómo surgió la palabra utopía.

Hubo una novela con ese nombre, escrita por un autor que por primera vez introdujo esta palabra –utopía. Básicamente, la palabra significa “el lugar que no existe” –utopía. Y sin embargo, en nuestra imaginación hemos creado un panorama donde...

¿Qué es la utopía? Es lo opuesto de nuestros problemas. En la utopía no tienes que trabajar, todos son felices. Es exactamente lo opuesto al mundo en que vivimos, que no nos gusta.

Si esto se aplica a la paz, entendiendo que utopía significa “el lugar que no existe”, nunca va a suceder. No es nada práctico tratar de crear en este mundo un mundo exactamente opuesto, sería imposible.

Pero si la paz se entiende como algo que ya se encuentra en tu interior, la paz es la experiencia, la experiencia de la alegría que está en tu interior. La paz es la experiencia de la claridad que está en tu interior, la paz es la presencia de la belleza que está en tu interior, la experiencia de la luz que está en tu interior.

Entrevistadora:

¿Sus últimas palabras para las personas que no están viendo?

Prem Rawat:

Eres muy afortunado por estar vivo. Has recibido el mayor de los regalos: el ir y venir de la respiración. Esta vida es lo más asombroso que tienes.

Naciste un día y un día te vas a tener que ir. No hay pero que valga. Lo que tienes no es el muro por el que pasaste al nacer ni el muro por el que pasarás al morir, sino que entre los dos muros está la vida.

La vida está bailando, está llamando tu nombre. La vida te está llamando a la alegría, a la felicidad. Y esa es la razón por la que te gusta ser feliz. Hazlo. Compréndete a ti mismo. Mírate a ti mismo. Mira y despierta en tu interior.

No esperes a que sucedan otras cosas. Lo que tiene que suceder ya ha sucedido. Y no hay mejor noticia que esa.

Entrevistadora:

Muchísimas gracias. Esto ha sido fantástico. El Sr. Prem Rawat, el Embajador Global de Paz, hablando para News First. Muchas gracias.

Prem Rawat:

Muchas gracias. Gracias.