Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
//tt-streamingendpoint-ttmediaservices01.streaming.mediaservices.windows.net/b855eff7-daaf-4912-9bd3-f7fd6356526c/200327_Lockdown_Day_7_VIDEO_SP.ism/manifest(format=m3u8-aapl-v3)
Watch Title

“Sabes cómo es la ira. ¿Conoces así de bien la bondad, la compasión, la paz, la alegría, la felicidad? Esas cosas existen dentro de ti. Enamórate de esos atributos.. y algo dentro elegirá esos atributos por encima de la ira, el miedo y todo lo demás.”
— Prem Rawat

Vean “Confinamiento”, día 7, un mensaje personal de Prem Rawat para estos momentos difíciles.

Watch Duration
1167
Subtitle track

Hola a todos, espero que les esté yendo bien. Ahora que viene el fin de semana, pensé que sería buen momento para contestar preguntas, aquí tengo algunas.

La primera pregunta que vamos a atender es de Sanjay… no sé dónde está, pero dice: “Quiero darte las gracias por compartir tus pensamientos e ideas en la situación de confinamiento. Me ha ayudado a comprender la realidad. Eso está bien, me ha dado fortaleza y esperanza.”

Exactamente es lo que quiero, que tengas esperanza y fortaleza.

“Los funcionarios del gobierno están dando tantas directivas y sugerencias para que la gente esté físicamente protegida contra del coronavirus, sería muy bueno escucharte también a ti.”

Muchas gracias Sanjay por escribir. Mira, yo no soy médico y estoy lejos de ser un experto en virus, así que eso no lo voy a hacer, pero una cosa sí te puedo decir de todo lo que he escuchado y entendido, dos cosas: "no te contagies y no contagies a nadie". No contagies a nadie si eres portador y no te contagies de alguien si ellos son portadores.

Haz lo que haga falta. Muy simple, lávate las manos. Si sales, lávate las manos. Tranquilízate, siéntete bien, siente esperanza, siéntete seguro, ten paciencia. La vas a necesitar, la paciencia es un requisito. Ten paciencia, siéntete bien y enfrenta esto con valentía, no con debilidad sino con valentía.

Espero que entiendas lo que estoy diciendo aquí, y que la pases bien aún en esta situación; porque el pasarla bien, eso de lo que hablo, ya está adentro de ti. Así que pásala bien, ven de ese lugar de paciencia y valentía. Son dos objetivos: no te contagies y no contagies a nadie, lo que haga falta.

“¿Y qué pasa con los empleados que son esenciales? ¿Puedes decir algo para ellos?”

De Casey. Bueno gracias por escribir. Están haciendo una labor increíble, están arriesgando la vida para que los demás podamos seguir adelante y sentir algo de normalidad en esta situación, así que yo quiero darles las gracias a todas las personas alrededor del mundo que están haciendo esto. 

Como le dije a Sanjay, en realidad todos tenemos que partir desde la valentía y la paciencia. Esas son las dos cosas que todos los seres humanos tenemos que ejercer, especialmente con respecto al coronavirus, es eso lo que se necesita. La cuarentena va a durar unos 14 días, y pasar ese tiempo, no enloquecerse encerrado, para eso se necesita paciencia. Así que quiero volver a darles las gracias a todas las personas que están haciendo esto. Mantente a salvo, obviamente tienes mucha valentía. Ten paciencia y sigue haciendo lo que estás haciendo para que los demás podamos seguir adelante y tener algo de normalidad en nuestras vidas. Gracias de nuevo de mi parte.

“Gracias por la puerta salvavidas de sabiduría que compartes. Tengo una pregunta: para muchas personas este es un momento de confinamiento forzado y para muchos otros significa estar encerrados con niños activos. No tienes un momento para ti solo y hay un aumento de estrés e irritabilidad porque los niños no entienden lo que está pasando, quieren ver a sus amigos y jugar. Aprecio inmensamente tu consejo como padre y tu perspectiva. ¿Tienes algún consejo en este momento? Gracias y mucho amor, Wendy”.

Bueno este es mi consejo: los niños van captar tu irritación, no te irrites. Si tú estás irritada algo anda mal. Cuando ellos empiezan a percibir la irritación está mal y con eso, ahí se termina. Como padre frustrado, es como tomar al niño y decirle: "¡No llores!", ese niño va a llorar.

Así que cálmate, son tus hijos, tú estás con ellos. Comparte con ellos, tienen una manera tan dulce de ver este asunto. Ellos no ven el problema, ven mucho más la solución y la solución es “¿por qué no podemos pasarla bien?”

El coronavirus no ataca el “pasarla bien”. Simplemente tienes que descubrir lo que es "pasarla bien". Nos hemos acostumbrado tanto a las rutinas del “pasarlo bien” que se nos ha olvidado como conectarnos al buen momento.

En un tiempo no existía la televisión, no existía este entretenimiento entre comillas. No había celulares, ni iPads, ni súper computadoras, ni nada y ¿qué hacía la gente? La gente se encargaba de sí misma. Inclusive los momentos de silencio eran hermosos. Pero ahora se usa de castigo.

Es rarísimo, pero un niño hace algo mal y le dicen “vete a tu cuarto y siéntate a pensarlo”. Perdonen, pero eso es algo bueno y lo están usando como castigo. Eso es algo bueno, que alguien se siente a pensar, a pensar en el día.

Porque todo pasa tan rápido… así que es posible que tengas que reinventar lo que tú y todos sabían pero han olvidado. Se trata de reinventar ese tiempo con el niño y pasarla bien. Quizás tomar un cuento, una historia. Verlo de una manera distinta, entender cosas diferentes, estimular la imaginación.

Es todo lo que necesita el  niño, esa chispa de imaginación. Mientras siga encendida, todo bien. Eso pienso yo, y no soy experto en cómo ser padre ni nada por el estilo. Así que espero que comprendas mi perspectiva y gracias por escribir.

Otra pregunta: “¿Cómo puedo elegir más claridad, serenidad, bondad, compasión, amor?

¿Cómo puedo vivir una vida bien cuidada, de paz, seguridad, alegría y felicidad con un enfoque en  lo que es real, más y más?”

Bueno, seas quien seas, aquí no está tu nombre. Es una buena pregunta, lo más importante es que estas cosas de las que hablas, bondad, compasión, están dentro de ti.

Tú sabes exactamente lo que es la ira y cómo es la ira. Es una emoción que entra, explota; te acaloras, se te sube la presión, el corazón te golpea en el pecho, estás furioso. Tú sabes exactamente cómo es la ira y después que ha pasado puedes mirar hacia atrás y decir “sí, eso me enojó”.

¿Conoces así de bien la bondad? Sabes cómo es el odio, pero… ¿conoces igual de bien el odio que la bondad? ¿Conoces tan bien la compasión? ¿Conoces tan bien la paz? ¿Conoces tan bien la alegría? ¿Conoces tan bien a la felicidad?

Porque si no, ahí está el problema, ya que deberías. Esas cosas están dentro de ti en cualquier momento. Esas cosas existen en ti en cualquier momento. No es como que dejas atrás la felicidad, dejas atrás la compasión o dejas atrás la alegría. Donde quiera que vayas, hagas lo que hagas, ahí están.

Igual que la ira, el odio, la confusión, realmente necesitamos comprender estos otros atributos. Y cuando comenzamos realmente a comprender estos atributos hay algo adentro de nosotros que comenzará a elegir estos atributos por encima de los atributos que automáticamente elegimos ahora, que son ira, temor y todo eso.

Tantas personas con coronavirus tienen miedo y ¿por qué tienen miedo? “¿Ah qué me va a pasar a mí?” Y cuando ves las cifras… hoy en la mañana las estuve viendo. Muchas más personas han muerto de muerte natural que de coronavirus.

No está bien, no estoy diciendo eso. Pero cuando ves las cifras de lo que sucede cada día no es algo tan enorme, las cifras no son tan grandes, aunque están aumentando exponencialmente y muchos de los líderes mundiales no están desempeñando una labor muy buena liderando a la gente.

Pero ¿qué piensas que se va a lograr teniendo miedo al coronavirus? Absolutamente nada, lo único que tienes que tener es ese objetivo: no contagies a nadie y no te contagies de nadie.

Estamos muy familiarizados con algunos atributos que tenemos pero no con otros. El conocerte a ti mismo se convierte también en conocer esos atributos. Decir: "Sí, tengo ira y no me gusta la ira. Pero tengo compasión, tengo alegría". Mientras más llegas a conocerlos, más fácil llegas a elegirlos.

Entender que eso eres tú, tu valor. Y este es un ejemplo que doy: ¿cuál es el valor de una caja, una cajita pequeña? Quizás lo único que tiene la caja es un anillo y el valor del anillo es de 200.000 dólares. Entonces ¿cuál es el valor de la caja?

Quizás el valor de la caja sean cincuenta dólares, o diez o veinte. Pero mientras el anillo esté en la caja, el valor de la caja es de 200.000 dólares. Eso es lo que hay que entender, si le sacas el anillo a la caja, el valor de la caja son cincuenta dólares, o cinco o diez, pero mientras el anillo esté en la caja el valor de la caja equivale a eso.

Entonces igual contigo, mientras dentro de ti esté esa cosa que se llama la vida, tu valor es infinito. Saca eso y por supuesto, nada. Esto es solo una caja y eso es lo que sucede, así que familiarízate más con esos atributos que tienes, enamórate de esos atributos y entonces disfruta más y más de esta vida.

Otra pregunta: “Gracias Prem, ¿podrías decirles algo a las personas que tienen el virus? He estado enviando por texto los videos del confinamiento a tantas personas que no te conocen. Tan fantástico para todos.”

Lo único que puedo decir es lo mismo: si tienes el virus, si te han dicho que tienes el virus, ten paciencia. Siéntete bien, duerme bien y enfrenta este asunto con valentía, no con miedo, con valentía.

Te mejorarás. La gente quiere que te mejores, que te recuperes, pero necesitas que esa esperanza venga de adentro de ti. Hazlo con valentía, con paciencia, déjalo seguir su curso natural, toma las medidas que sean necesarias. Siéntete bien, toma las medidas necesarias y espero que tengas una recuperación increíble y rápida. Eso sería maravilloso.

Una persona ha escrito: “Hola Prem, quiero darte las gracias por todo lo que me has enseñado y por ayudarme. Hace unos años cuando mi hija tenía siete u ocho años me preguntó: papá ¿cuando yo muera te recordaré y tú me recordarás a mí? No quise hablar por hablar o mentirle, así que le dije: buena pregunta, pero en realidad no lo sé. Lo he venido pensando mucho, así que la pregunta es, ¿el corazón tiene memoria o solamente es consciente de este momento?”

Cuando amas a una persona y estás con esa persona, ¿exactamente qué sacas, que obtienes de esa persona, qué te trae esa persona? Cuando ves a la persona y estás con la persona te trae alegría, ¿qué significa eso, que te traigan alegría?

Bueno, ¿qué aspecto tiene la alegría? ¿Lleva el nombre sellado o es algo que te hace sentir bien? Estar con la persona, pensar en la persona. Eso es lo que el corazón conoce, ese sentir, esa bondad, esa alegría que la otra persona trae. Quizás sea el catalizador y por supuesto, a través de lo que sea, si ustedes se han dado alegría mutuamente, entonces tu llevarás esa alegría sin etiqueta y sin nombre para siempre, porque en el corazón se trata de estar pleno.

Cuando vas a la casa de alguien y tienes una cena maravillosa, no llevas esa cena contigo a donde vayas una, dos, tres semanas después. Pero sí recuerdas ese buen momento que pasaste en esa cena. La vida es así.

Entonces espero que esto conteste tu pregunta. Sé que no es muy específico, ya lo sé. Pero el corazón trata de estar pleno. Si ella te trae alegría y tú a ella le das alegría…

Eso es lo que importa en las relaciones: que comprendamos realmente que de eso se trata. ¿Cómo puedo llevarle alegría a esa persona, cómo puedo recibir la alegría que esa persona me trae? Solo eso. Y ese es el regalo que le das tú a ella, que no tiene valor. Monetariamente jamás podrías asignarle un valor, es infinito. Y la alegría que ella te trae a ti, el valor de eso es infinito, no tiene límite.

Así que espero que eso ayude. Muchas gracias, nos veremos muy pronto. Hay muchas preguntas, bastantes, pero vamos a seguir con la misma duración, nos vemos mañana, gracias.