Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
Watch Title
Watch Duration
Subtitle track

Sudáfrica ocúpa el tercer puesto en la criminalidad mundial. Para quienes están encarcelados por sus delitos, eso es poco esperanzador. Pero esa misma falta de esperanza en lograr el éxito algún día, llevó a muchos al crimen, la falta de dignidad en la forma como vivían, la desesperación de no poder alimentar a sus hambrientos hijos, la ira en la desigual distribución de recursos del país, una más de las herencias perjudiciales del Apartheid.

El castigo, por sí solo, no parece cerrar la puerta de la prisión.

El Programa de Educación para la Paz (PEP) de Prem Rawat, ayuda a romper el círculo de amargura, consiguiendo que sus participantes descubran su fuerza interior y la esperanza necesarias para tomar decisiones diferentes, y que eso les ayude a vivir una vida más plena.

Impresionados por el efecto que ha tenido en la cárcel de Zonderwater y otras, el Departamento de Servicios Correccionales de Sudáfrica, se ha reunido recientemente con Prem Rawat  y ha firmado el Memorandum of Understanding (MOU) extendiendo los talleres a todas las cárceles del país.

En la celebración de dicha firma, en Ciudad del Cabo, Prem Rawat dijo: «El Programa de Educación para la Paz, trabaja con esa gente para la que se han cerrado tantas puertas, ya sea que las cerrara la sociedad o sus propias acciones o los tribunales, sea cual sea el caso.  Sin juzgarlos, ayuda a que encuentren la forma de regresar a ser ellos mismos».

El Doctor y Reverendo Menzi Mkhathini, habló en nombre del Comisionado General del Departamento Correcional de Sudáfrica sobre su compromiso en usar el Programa de Educación para la Paz como una herramienta de rehabilitación.

«Quienes se encuentran ahora en nuestras instituciones correccionales, deben ser tratados como seres humanos»

Y dijo, dirigiéndose a Prem: «Nos inspira tu mensaje, que se centra en la posibilidad de que, cada ser humano, al margen de sus circunstancias, experimente la paz interior. Hemos observado que dicho mensaje no choca con las creencias religiosas o las distintas filosofías».

También asitió al evento la presentadora Lumka Ngxoli, invitada por la cadena SABC de rádio, una entusiasta defensora del programa de paz, que piensa que puede reducirse el racismo y la violencia basada en el género.

Presos, guardianes, oficiales de prisiones y otros participantes en el PEP en otras instituciones, junto con grupos de todo el globo, están descubriendo una realidad profunda, y es que la distribución igualitaria de la verdadera riqueza existe ya en el interior de todos nosotros y es inconmensurable.

La Fundación Prem Rawat, hace que este Programa de Educación para la Paz, este disponible gratuitamente.

Para saber más, visite: Learn more about the program in South Africa and beyond here.