Feature on Home
Feature order
Watch
https://video01.timelesstoday.tv/topics/en/220131_1_Choose_Right_EN/640_360,1280_720,1920_1080,320_180,480_270,master.m3u8?subtitles=en,es,it,el,de,fr,pt,zh
Watch Title
Ver
Watch Duration
420
Subtitle track
Listen
Listen Duration
Listen Title
Heading 1 / Youtube ID
Text Content 1

"Y no estoy diciendo que no haya cosas que están mal, puede que muchas cosas estén mal. ¿Pero es eso lo que te define?" — Prem Rawat

poster
Default Subtitle Language

Prem Rawat:

Eres puro, pero tu pureza está contaminada por el ruido que dejas que suene entre tus oídos.

Te acuerdas de todo lo que te causa dolor y sufrimiento, pero ignoras aquello que puede hacerte bien, reconfortarte. En los momentos difíciles, hay algo en ti que es muy hermoso y quiere hacerte sentir bien: “Está bien, ¡estás vivo!”  Y mientras estés vivo, créeme, todo está bien.

Amigo mío, tu vida no puede ser ni tratarse de lo que está mal, sino que tu existencia se debe a todo lo que está bien. ¿Aceptas eso? (no todos) Y no estoy diciendo que no haya cosas que están mal, puede que muchas cosas estén mal. ¿Pero es eso lo que te define? ¿O te define lo que está bien?

Si el aliento llega a ti, eso está bien, no mal, está bien. Si sientes paz en tu vida, está bien. Si sientes sed de alegría, eso está bien. Está bien. Si quieres sentirte bien (podemos llamarlo “felicidad” o esto o aquello, como sea) Pero si quieres sentirte bien, eso es correcto. Está bien.

¿Qué estás buscando? ¿Qué quieres? No importa la edad que tengas, ni lo que hayas vivido. Seguramente te han sucedido cosas de las que quisieras vengarte. Está bien. Nadie te dirá eso. Te dicen: “Ay, no deberías tener esos sentimientos” Yo en cambio, te digo: Si, seguro.

Porque lo que está mal, está mal y punto. No puedes simplemente desear que desaparezca. Pero puedes concentrarte y elegir estar con lo que está bien. Cuando eliges el mal, eso no hace que el bien desaparezca.

Elige correctamente, elige bien. Eso tendrá un impacto en tu vida, te ayudará a vivirla conscientemente, a mantenerte alejado del ruido y aceptar la verdad de tu existencia. Te dará el contexto que necesitas para valorar cada aliento que llega a ti. Te brindará el contexto para sentir gratitud por cada día que estás vivo.

Y esa gratitud te hace sonreír como ninguna otra cosa puede hacerlo. Porque esa gratitud es el resultado final de que todo esté bien. No se trata de lo que está mal, sino de que todo está bien.