Gallery
Feature on Home
Feature order
Watch
Watch Title
Watch Duration
Subtitle track

Un nuevo video publicado por la Fundación Prem Rawat (TPRF) como parte de la Campaña “Unidos por la esperanza”,  muestra cómo el Programa de Educación para la Paz está cambiando vidas y comunidades en Cusco, Perú. Cusco tiene una larga historia de violencia, y con demasiada frecuencia la agresividad en las calles y las aulas era una realidad cotidiana.

Inspirados por lo que aprendieron en el Programa de Educación para la Paz, los estudiantes y los administradores escolares organizaron una Convención de Paz para cultivar el respeto, el amor y la comprensión. El Programa de Educación para la Paz presenta videos de las charlas de Prem Rawat y su énfasis en vivir con satisfacción complementa el principio cultural local de Sumak Kawsay, que significa "buen vivir" en el idioma quichua. En la convención, líderes estudiantiles y administrativos celebraron la idea de Sumak Kawsay y pidieron que el Programa de Educación para la Paz se expanda a las escuelas de toda la región.

En atención a su llamado, el Programa de Educación para la Paz ahora se ofrece en 45 escuelas en toda la ciudad de Cusco.

El director de una escuela dijo: “Me sentía descorazonado cuando supe sobre el trabajo que estaba haciendo la Fundación Prem Rawat. Escuchar a Prem Rawat no solo me ha sido gratificante, sino que me ha empoderado para seguir trabajando”.

Los docentes que facilitan el Programa de Educación para la Paz están contentos de poder ofrecer a sus alumnos la comprensión de que la paz está dentro y promover el enfoque de Prem en el autodescubrimiento. Ninguna otra parte del plan de estudios fomentaba la autorreflexión.

A los niños les encanta ver los videos del Programa de Educación para la Paz, y a menudo responden con sus propias ideas sobre cómo sembrar semillas positivas de comprensión, esperanza y paz, y expresarse a través de proyectos creativos de arte.

Los videos animan a los estudiantes a vivir el momento y apreciar todos los regalos que la vida tiene para ofrecer. Un estudiante dijo: "El impacto positivo que tuvo en mí fue que cambió mi forma de pensar sobre la vida".

No solo las escuelas han visto la necesidad de una educación para la paz y la creación de un entorno de seguridad para los niños. El departamento de policía formó un programa preventivo llamado Promotores de la Policía que también participan en el Programa de Educación para la Paz y lo ven como parte clave de su capacitación como guardianes de la paz, ayudando a los estudiantes a encontrar formas más saludables de lidiar con el conflicto. El Cuerpo de Policía Nacional ahora cree que la mejor manera de enseñar es bajo una cultura de paz.

Con las semillas que están plantando, la comunidad de Cusco cree que verán la posibilidad de vivir en un mundo mejor.

Y con tu apoyo, las semillas que se han plantado en Perú continuarán creciendo. Otras 35 escuelas planean ofrecer el Programa de Educación para la Paz que pronto llegará a más de 10.000 estudiantes. Otras 12 provincias se están preparando para ejecutar el Programa de Educación para la Paz con 10 escuelas en cada provincia. Un número creciente de padres también está comenzando a participar en el programa.

Puedes mostrar tu apoyo al Programa de Educación para la Paz haciendo una donación para la Campaña “Unidos por la esperanza” , cuya meta es recaudar 150.000 dólares antes del 30 de junio, y viendo el video "Sembrando Semillas de Paz en Cusco" aquí.